Cartas de reconciliación

Cometer errores es una acción a la que nos enfrentamos diariamente, sin embargo, tener el valor de asumir esos errores y pedir disculpas es una acción que requiere coraje y valentía.

Si cometiste un error y deseas recibir el perdón de tu novia/o debes tener en cuenta que podría ser un proceso largo y complicado, sin embargo, una carta de reconciliación puede ser el punto de partida para el camino de la felicidad.

Es por esto que te presentamos 3 modelos de cartas de reconciliación.

Ejemplos de carta de reconciliación

Carta de reconciliación para una mujer

Para: La dueña de mi alma y de mi corazón
De: Un pobre idiota

Cuento 30 lunas desde aquella noche en que me dijiste adiós, y me encantaría mentirte y decirte que no me haces falta, que todo sigue como antes y que no te he echado de menos, pero sería mentirte una y otra vez.

Solo espero que puedas leer estas líneas, abrirte a la posibilidad de escucharme y de dejarme dar una explicación, y luego de eso, tomar la decisión que desees.

Espero que sepas que el tiempo se detuvo para mí el día que te vi partir con esa maleta. Cada noche miro fijamente a la puerta con la esperanza de que la toques porque continúas olvidando tus llaves, como siempre.

No te mentiré diciendo que soy inocente y que no he tenido culpa, porque la tuve, la acepto y quiero que me perdones. Con esto no pretendo que olvides de un plumazo el pasado, solo te estoy pidiendo que intentemos juntos un futuro sin rencores y sus sombras.

No puedo obligarte a quererme de nuevo, no puedo borrar de tu memoria lo que sucedió. Lo que sí puedo hacer, es prometerte que si decides regalarme otra oportunidad, haré todo lo posible para que seas la persona más feliz de este mundo.

Carta de reconciliación para mi novia

Solía pensar que conocía el sentimiento de la alegría, del gozo profundo, ese que te hace reír hasta sentir dolor en la panza y te mantiene despierto por las noches y te impulsa a levantarte cada mañana.

Me gustaba pensar que sabía manejar la tristeza y el dolor con la maestría de los que poco sufren, y creo que eso solía hacer, hasta el día que te perdí.

Desde entonces, vivo pensando día y noche en la forma de reconquistarte, de hacerte entender que somos humanos y cometemos errores, pero por sobre todas las cosas, que sepas que mi vida cobró otro significado a tu lado, y sin ti he perdido la dirección.

Jamás pensé en hacer una carta de reconciliación para nadie, pero cuando se trata de ti todos los moldes se rompen y las reglas se quebrantan. Y aquí me tienes pidiéndote otra oportunidad porque no conozco otro destino que no sea amarte, y no conozco otra razón suficiente para ser feliz que no sea despertar junto a ti cada mañana.

Aunque quisiera, no puedo prometerte que no volveré a equivocarme, probablemente lo haré, pero puedo prometerte que seré mejor cada día mejor, y que cuidaré de tu corazón como el tesoro más grande.

Solo déjame entrar en tu vida.

Atentamente,
Alejandro.

Carta de reconciliación para mi novio

Para: Tu ausencia
De: Mi recuerdo

Ahora no mentiré, he tratado de ser fuerte, de esconder mis sentimientos y de fingir que el mundo no me lanzó fuera. Ahora no, ahora diré la verdad.

Aun cuando piense que tu decisión fue abrupta e injusta, no soy quien para juzgarte y hoy solo he venido en busca de una oportunidad.

Una oportunidad para demostrarte que no soy el niño que crees y que, desde la distancia y el dolor, he crecido para hacerme mejor. Una oportunidad para demostrarte que la vida tiene más colores cuando la pintamos juntos.

Una oportunidad para abrazarme a tu pechito y no soltarlo jamás. Porque a tu lado descubrí que el amor es más sobre equilibrio, aceptación y perdón, que sobre imposición, orgullo y rencor.

Carta de reconciliación o segundo chance de vida, ponle el nombre que quieras, pero por favor asegúrate de sentir en los huesos cada una de estas palabras que nacen de mi corazón y tratan de perforar la muralla que has construido en el tuyo.

No te pido una oportunidad para mí, te pido una oportunidad para la vida que nos merecemos juntos, y para los sueños que estamos destinados a cumplir.

Te amo con todo mi corazón.

cartas-de-reconciliacion-para-pedir-perdon-novia-mujer-novio

Cómo escribir una carta de reconciliación

Escribir una carta de reconciliación es una herramienta poderosa cuando de buscar segundas o terceras oportunidades se trata. Es posible que si cometiste un error no tengas demasiadas oportunidades para hacerle saber a tu amada cuando lo sientes. Es por ello que debes tratar de utilizar las palabras correctas que expresen tus sentimientos.

Para ayudar te presentamos una guía rápida sobre cómo redactar una carta de reconciliación:

Introducción

Inicia tu carta con un saludo cariñoso y empieza a contar que te ha llevado a escribirla, siempre cuidando que la persona que la reciba no se sienta ofendida o herida por tus comentarios.

Cuerpo

En esta sección hablarás de tu amor hacia esa persona, de lo que sientes y de cuanto te duele su ausencia. Asegúrate de describir con detalle cuales son las acciones que piensas tomar para corregir los errores cometidos.

Cierre

El final de tu carta debe ser una invitación a volver a intentarlo con la certeza de haber aprendido de los errores del pasado. Utiliza una linda frase y no olvides cerrar con un “Te amo”.

Cómo pedir perdón

Aun cuando pedir perdón sea una acción que muchas veces lleva consigo la necesidad de enfrentar un remolino de sentimientos, reproches y dolor es la mejor forma de aceptar nuestros errores y mostrar voluntad para enmendarlos.

No tengas miedo de pedir perdón a tu novio, novia, y de aceptar las lecciones aprendidas, para continuar adelante. Ten en cuenta que cada paso que das, aunque parezca el equivocado, te hará crecer y madurar.

Es importante que no olvides que los seres humanos tenemos tiempos distintos, y muchas veces tu pareja podrá necesitar algo más que una carta de reconciliación para superar y perdonar. Sin embargo. Debes ser paciente y brindar el espacio necesario para aclarar los sentimientos y sanar las heridas.

Si tu pareja te pide distancia y tiempo no insistas en acercamientos que puedan resultar incómodos, y por el contrario permítele aclarar su mente, y cuando esté preparada para hablar solo vayan juntos a un lugar tranquilo donde puedan conversar sin distracciones.

Por más difícil que se torne el camino, conserva la calma y déjate guiar por tu corazón. Pase lo que pase, debes intentarlo.

29 - 3.9