Cartas de amor para enamorar

Amar es un verbo difícil de conjugar, pero cuando se trata de expresar manera romántica los que con las palabras no nos alcanza, una carta para enamorar es la mejor arma de seducción.

Ya sea por una fecha especial o simplemente porque tienes ganas de regalar un detalle, ten presente que los mensajes y notas de voz se borran con facilidad, pero una carta de amor para enamorar a tu novia, será un detalle que ella siempre atesorará.

A continuación, te presentamos unos ejemplos de cartas para enamorar para que te inspires.

Carta de amor para enamorar a tu novia

Mi bella Maria…

Hoy no es nuestro aniversario, menos tu cumpleaños, y tampoco hice alguna mala acción, hoy simplemente desperté con ganas de buscar 1000 formas de decirte TE AMO.

Solía pensar antes de conocerte que era feliz y completo, y efectivamente creo que era así. Pero antes de que fueras parte de mí, no tenía idea de que la vida no se trata de andar en busca de la otra mitad, si no en busca de ese otro ser completo que nos engrandece y nos hace mejores.

Ya son muchas las lunas que han pasado desde que nuestras miradas se encontraron, y yo solo puedo decirte ¡Gracias!

Gracias por el perfume de tu pelo que me embriaga cada día, por ver cosas en mí que nadie vio antes. Y absolutas gracias por hacer de mí un mejor ser humano, uno capaz de reconocer sus errores y luchar cada día solo por ser mejor para ti.

A veces te veo dormir y me pregunto qué es lo que hice para merecer tu amor, tu compañía y compartir la vida juntos. Mientras consigo la respuesta, sigo disfrutando de la maravilla que es caminar junto de tu mano.

Antes de que fuéramos un “nosotros”, no existía esto que soy hoy. Antes de conocerte no estaba incompleto, pero hoy soy pleno y eso te lo debo a tí.

Te amo siempre, Carlos

Carta de amor para enamorar a una mujer

Hoy me levanté temprano solo para verte despertar. Creerás que es una tontería, pero no lo es. Disfrutarte en la quietud de tus sueños y luego encontrarme en tu mirada es de los milagros cotidianos que el trabajo y la prisa me hacen pasar por alto.

Luego de perderme en tus ojos y en tu primer suspiro, pensé en desde hace cuánto tiempo no escribía una “carta para mi novia”. Sí, para mi novia, porque eso prometimos en la inmensidad, que siempre seríamos novios y lo hemos cumplido.

Perdóname por olvidar cuanto disfrutas leerme y descubrirte en mis líneas. Y por no abonar cada día la pequeña caja de recuerdos que guardas bajo la cama con esmero para mostrársela a nuestros hijos.

Solo pasaba por acá a recordarte que tu belleza sigue desafiando las leyes del tiempo, y que me gustas no como el primer día, sino mucho más; porque la primera etapa del amor es más de pasión y sexo que de amor, más de fugacidad que de plenitud y más de ilusión que de vida.

Hoy que he vuelto a mirar en silencio y con pausas, solo celebro que se me agoten los adjetivos maravillosos para describirte y que hoy, sosegado y en la distancia de los años, siga dando gracias por ser el espectador VIP de ese milagro matutino que es celebrar tu vida junto a la mía.

Eres todo lo que yo soñaba. No entiendo cómo he podido vivir antes de ti.

Te amo, hoy como nunca y más que siempre.

Enrique.

carta-para-enamorar-mujer-chico-novia

Carta de amor para enamorar a un chico

Para: Ti
De: Mi

Tu eres la mitad de esta historia que empezamos a escribir a cuatro manos, y que aún sin levadura, creció hasta niveles insospechados.

No se trata de romanticismos y cosas cursis. Hoy, haciendo un recuento de lo bueno y lo malo, justo en ese momento donde decides poner en la balanza tu vida, solo he podido decir: Gracias por ser mi mejor viaje.

Tú has sido un viaje inesperado, lleno de aventuras y de aprendizajes. Como cuando llegas a la ciudad que siempre soñaste visitar y no sabes por dónde empezar a recorrerla, eso has sido para mí: novedad y equilibrio, aventura y paz, pero sobre todo has sido hogar. Eso, nada ni nadie puede sustituirlo.

Nunca había creído en el destino hasta el día en que te topaste junto a mí en ese parque. Entraste en mi vida justo cuando me moría, viniste a darme la dosis de amor y fe necesarias para continuar. Fuiste inicio sin fin, impulso y dirección. Fuiste el camino que siempre esperé y que no tenía idea de donde quedaba. Ahora, no sé si sigo creyendo en el destino, pero definitivamente creo en ti.

El mañana no está escrito, pero me encantaría pensar que seguirás a mi lado, es por eso que te disfruto y abrazo cada día, sin medida responsable. Te llamo cariñosamente “Mi tormento fabuloso” ¿lo sabías? Juego a imaginarme mi vida sin ti, solo para recordarme cada día que eres mi mejor elección y que la repetiría hoy y siempre.

Me aterra que un día despiertes y descubras que no vives en el sueño que intento construir para ti cada mañana. Me da miedo que un día decidas no elegirme de nuevo, por eso trato de enamorarte cada mañana, por eso hoy decidí escribirte esta carta.

Te amo y no importa cuantas palabras necesite usar para explicarlo.

¿Quieres más herramientas para enamorar al amor de tu vida? Descubre ya nuestros poemas para enamorar y nuestras frases para enamorar.

25 - 4.1