Cartas de Despedida a un Amor

Escribir cartas de despedida a un amor puede resultar una de las cosas más difíciles hacer que tengas que hacer en la vida y casi todos pasamos por eso, aquí te ayudamos con buenos ejemplos.

Los amores terminan diversas circunstancias, ya sea porque resulta necesario decir adiós a un amor imposible, a uno verdadero, a uno infiel, o simplemente porque se trata de una relación a distancia y es muy complicado continuar.

A continuación te dejamos una serie de distintos ejemplos de cartas de despedida a un amor con los que puedes inspirarte o bien, dedicar.  Elije ya la carta de despedida que más te corresponde.

Carta corta de despedida a un amor

Amor:

Fuiste siempre mi gran amor. Me voy, y aunque duele, no me voy vacía. Me llevo el olor de tu piel y de tu cabello, tus caricias, el sabor de tus besos. Meto en mi equipaje también nuestras risas a carcajadas, los días lluviosos de dormir largo, nuestra complicidad, nuestras confidencias. Todo lo atesoro como bienes preciados en mi corazón; los cuales me acompañaran en esta larga travesía que significa comenzar de nuevo a vivir sin ti. Aunque, recordar lo negativo que vivimos es lo que me da fuerzas; para seguir adelante y aceptar nuestra separación.

Te amé, pero ya no podemos continuar. Te agradezco por lo vivido, y no me queda más que decir: adiós.

Carta de despedida a un amor prohibido

Amor mío:

Nuestra historia de amor no tiene futuro. Tú y yo lo sabemos mejor que nadie. A fin de evitar sufrimientos mayores, para ambos; prefiero de una vez decir adiós. Hemos vivido momentos y cosas inolvidables. Tú me has hecho sentir la persona más feliz y amada del mundo. Sin embargo, no puede ser. Es mejor que me despida ahora. Antes de que nuestros actos nos traigan consecuencias de las que podamos arrepentirnos.

Te pido por favor que no me pidas hacer lo que sabes que no puedo. Tú eres el cielo que yo nunca podré alcanzar. Intenta olvidarme. Yo haré lo mismo. Aunque, admito que no será una tarea fácil. Perdóname por sólo pensar en mí, también por no darte más de lo que pude haberte dado. Sabes tanto como yo que nuestra historia no puede tener un final feliz.

Estoy segura de que nuestro amor va a ser posible en algún punto de la existencia. Probablemente en otra vida, en otro tiempo. Escribir una carta de despedida a un amor prohibido no es tarea fácil. Por esa razón, aquí me atrevo a confesarte lo que nunca te dije. Nos imaginé construyendo un hogar y una vida juntos; criando a nuestros hijos y envejeciendo también.

Extraño esa época en la que la vida no era sino un camino para recorrer desde el inicio. En la que sueños y expectativas ocupaban la mayor parte de nuestra relación. Cuando teníamos ese ánimo de descubrir todo juntos y ese ímpetu para construir una relación hermosa. Aunque siempre tuvimos todo en contra; fuimos muy felices. Lamentablemente, ese tiempo ya no volverá. Cuando el destino de un amor no es permanecer; el tiempo siempre juega en contra. Sea como sea, quiero que sepas que te quise y te amé muchísimo. Más de lo que incluso yo misma podía imaginar que se podía querer a alguien.

Siempre te recordaré como mi gran amor imposible.

Carta de despedida a un amor verdadero

Mi querido amor:

Esta es una carta de despedida a quien siempre consideré mi amor verdadero. Ambos sabemos que, aunque hemos vivido un amor casi perfecto; ya estamos juntos más por costumbre que sólo por amor. Contigo aprendí a tocar el cielo en un instante; a vivir la vida en un segundo; a decir sin hablar; a callar y mirar; a sentir sin pensar.

Quiero agradecerte tu honestidad, tu lealtad y tu dedicación todo este tiempo que pasamos juntos; por ser mi apoyo cuando lo necesité, en los peores momentos. Realmente eres maravilloso y aprendí mucho viviendo contigo; incluso a saberme más fuerte de lo que creía que era. También quiero agradecer que me hayas enseñado lo que es el amor verdadero y lo que eso significa.

Perdóname por favor por todo lo malo. Por las incomodidades, el desagradecimiento, la falta de compresión y la falta de comunicación; que tanto daño nos hizo a ambos. Perdóname por no poder decirte estas palabras frente a frente. La verdad todavía temo perderme en tu mirada; y que tus besos no me permitan terminar de decir todo lo que tengo por decir. Por eso te dejo esta carta de despedida impregnada de mis más sinceras emociones.

Por eso te dejo esta carta de despedida impregnada de mis más sinceras emociones. Adiós.

cartas-de-despedida-a-un-amor-distancia-imposible-infiel-verdadero

Carta de despedida a un amor infiel

Hola.

Cuando comenzamos una relación lo menos que esperamos es ser traicionados. Lamentablemente, para mí, ha llegado el momento de irme. Te amé mucho más de lo que te puedes imaginar y; obviamente, mucho más de lo que tú me amabas a mí.

Ha llegado el momento de decir adiós. Un amor como el que vivimos nosotros merecía tener un final feliz, a la altura de lo que fue. Lo que vivimos, lo que éramos, lo que fuimos, lo compartido; lo que soñamos y que ya no existe más. Todo merece unas palabras de despedida a su nivel, pues fue muy grande.

No puedo dejar de lado el sentimiento de tristeza que me embarga. Constantemente pienso que fuimos muy felices; estuvimos muy enamorados y me gustaría volver a ese momento. La vida cambia en un instante y ambos sabemos que debemos separarnos antes de que nuestras almas; ahora heridas; acaben por hundirnos.

Nunca pensé que escribiría una carta de despedida para un amor infiel. Probablemente, ya es algo tarde para lamentarse. Pero antes de darte el adiós definitivo, quisiera agradecerte por darme los mejores años que de mi vida hasta ahora. Por muy mal que estemos, aún puedo ver tus virtudes sobre tus defectos. Muchas gracias por todo lo que hiciste por mí.

Toda esta situación me ha hecho comprender que, antes de amar a otro, primero tengo que amarme a mí misma. Cambiaste mi forma de entender el amor y te lo agradezco. Aun cuando tengo que despedirme, salgo reforzada de esta separación. Con todo esto he crecido mucho. Ya no soy la misma de antes. Espero que tú también hayas aprendido algo de todo lo que nos pasó.

A pesar de todo, siempre te querré. Aunque, ahora de otra manera y por eso te deseo lo mejor. Adiós.

Carta de despedida para un amor a distancia

Mi gran y querido amor:

Envío esta carta de despedida a un amor a distancia porque llegó el momento de decir adiós. Desde que nos separamos, intentando mantener este amor en la distancia; lo que hemos hecho es aumentar el sufrimiento y darle largas a la separación definitiva. Perdimos la chispa de los primeros días. Reconozco que me está costando bastante mantener esta relación; por la separación física.

Recuerdo bien que nos prometimos que nuestro amor sería más grande que la distancia que nos separa. También que acordamos que la distancia separa cuerpos y no corazones. Por eso te pido perdón una mil veces. No te mereces mi adiós así, inesperado y repentino. Pero prefiero que nos sinceremos; tratemos de superar la tristeza y continuemos adelante en la búsqueda de nuestra felicidad. Cada uno por su lado.

Tú no te mereces estar atado al recuerdo del tiempo en el que vivimos juntos; pero que ya no volverá. Mereces rehacer tu vida con alguien que esté siempre ahí para ti. En estos momentos, esa no puedo ser yo. Perdóname amor mío. Yo te llevaré en mis mejores recuerdos. Espero que tú puedas perdonarme y también te quedes con lo mejor de nosotros. El rencor envenena el corazón y eso no es lo que yo deseo para ti. Por último, gracias por tu dulce y tierno amor. Adiós.

Cómo entregar una carta de despedida a un amor

En el caso de las cartas de amor de despedida, generalmente es difícil para el remitente dar la cara. Te damos 6 formas creativas de hacer llegar tu carta de despedida.

  1. Si no quieres verlo por nada del mundo, ya sea porque te fue infiel, o porque sigues muy enamorada y temes perderte en su mirada; o porque no consigas despedirte; puedes introducir tu carta debajo de la puerta y que la descubra por casualidad.
  2. Como dicen por ahí “los clásicos nunca fallan”. Puedes hacer tu carta manuscrita, de puño y letra, y dejarla en la cama. Ya sea para que la consiga al despertar o al regresar a casa.
  3. Otra forma de hacer llegar tu carta de despedida es dejarla entre sus pertenencias; que la consiga sin tener idea de que estaba allí.
  4. Puedes enviar tu carta de despedida con un amigo o amiga en común; que goce de toda tu confianza claro.
  5. Lo mejor y más sincero es entregarla personalmente y que tu destinatario decida en qué momento la va a leer. Sí ahí mismo o después. También, para darle un poco de participación en la despedida.
  6. Si se encuentran separados por distancia física, puedes enviar tu carta de despedida a través de un correo electrónico directo, pues por mensaje de texto das pie a una conversación y no se trata de eso.
6 - 5